Cuando escuchamos la expresión “Vinos Ribera del Duero”, rápidamente se nos viene a la mente la imagen de uno de los mejores caldos que se pueden encontrar, no solo en España, sino en todo el mundo. Pero, ¿qué es la Ribera del Duero? ¿Cuál es su historia? A continuación queremos compartir contigo algunos detalles interesantes acerca de este magnífico vino.

Ribera del Duero es una denominación de origen que comprende viñas de la comunidad española de Castilla y León. En concreto se ubica, como bien indica su nombre, en una zona de la cuenca del río Duero, que abarca diferentes provincias como son Burgos, Soria, Valladolid y Segovia. Se extiende a lo largo de más de 100 kilómetros en tierras castellano leonesas.

Un poco de historia

Tenemos que remontarnos a la época de los fenicios, para descubrir las primeras técnicas de cultivo de la vid en la península. Estamos hablando de cerca de mil años antes de Cristo. Ya en tiempos de los romanos, a medida que se adentraban en Hispania, fueron descubriendo la alta calidad de los vinos de la tierra conquistada. En concreto, los vinos de la ribera del Durius flumen, como estos denominaban al Duero, eran usados para abastecer a las legiones. Prueba de ello son las diferentes antigüedades como mosaicos y otras obras que aún se conservan en la zona, que hacen referencia directa a este hecho.

Andando el tiempo, sobre el siglo X, los monjes fueron extendiendo la cultura del vino por toda la geografía castellana. Para el siglo XII, ya había órdenes que elaboraban sus propios vinos, como por ejemplo en la localidad de Valbuena de Duero. Un siglo después, se comenzó a regular la vendimia, y  a partir del siglo XV, se pasó a tener un mayor control sobre la producción y la calidad del vino.

¿Qué tipo de uva se usa?

Principalmente, los vinos Ribera del Duero son tintos. Para su elaboración, el tipo de uva más usado es la Tinta del país, más conocida como Tempranillo. Alrededor del 90% de la producción de este vino, se obtiene a partir de esta uva. De hecho, según las normas vigentes del Consejo Regulador, para que un vino pueda acogerse a la denominación de origen Ribera del Duero, debe contener como mínimo un 75% de Tinta del país. Pero no todo es tinto. También podemos encontrar rosados de gran calidad, e incluso, desde 2018 vinos blancos. Otros tipos de uva que se usan en la producción y elaboración de los vinos son la Cabernet Sauvignon, Merlot, Malbec y Garnacha, para el tinto, y la Albillo para los blancos.

La Denominación de Origen

Fue en el año 1982 cuando se obtuvo la denominación de origen. En 1975 comenzó a hablarse y a trabajar arduamente en pro de conseguir dicho reconocimiento. Desde entonces hasta ahora, son miles las personas que trabajan muy duro para alcanzar y mantener un estándar de calidad excelente, que consigue la admiración de consumidores y expertos tanto a nivel nacional como por supuesto internacional.

En la Caja de Vinos, ponemos a tu disposición una amplia gama de vinos Ribera del Duero. Visita nuestro catálogo y descubre las diferentes bodegas  y variedades que ofrece esta sublime Denominación de Origen. O bien contacta con nosotros y déjate asesorar por nuestro equipo de expertos.

“El vino siembra poesía en los corazones” (Dante Alighieri)

Back to list