A lo largo de los siglos, el vino ha estado presente en la historia de la humanidad. Hay una larga tradición sobre dónde se originó el vino y cómo ha mejorado a lo largo del tiempo. Por supuesto hay un sinfín de viñedos y bodegas por todo el mundo, así como gran variedad de vinos para degustar. El vino ha recorrido un largo camino a lo largo del tiempo y las personas seguimos disfrutando del sabor dulce que proviene  de la uva. Por eso, como el vino es muy importante en la historia y para miles de personas y familias, queremos compartir un poco de historia de este caldo único.

Aprendiendo más sobre el vino: su origen e historia

La historia del vino es rica, se extiende a lo largo de miles de años y tiene estrechas conexiones con la humanidad, la agricultura, la cocina y la propia civilización. La forma más antigua de producción de vino, proviene de la zona de las actuales Irán, Armenia y Georgia, y data de la época que comprende entre los años 8.000 y 5.000 antes de Cristo. La domesticación de la vid, se vio a principios de la Edad del Bronce, en el Cercano Oriente, Egipto y Sumer, hasta alrededor del tercer milenio antes de Cristo

En Europa, la evidencia de la primera producción y distribución de vino, comenzó en Macedonia hace unos 6.500 años. El vino era la bebida más común en las antiguas Grecia y Roma. Su vino se producía con plantaciones fenicias y más tarde con plantaciones romanas. La prensa del vino fue un gran avance en la tecnología durante la época y mejoró considerablemente la elaboración del vino durante el período del Imperio Romano. Esto trajo diferentes variedades de uva y permitió que prosperaran las técnicas de cultivo. Con esto se consiguió que barriles llenos se desarrollen, almacenen y se puedan enviar por todo el mundo. Más adelante, tras la caída de Roma, en la época medieval, la producción decayó, lo que supuso una menor exportación. En cambio, la Iglesia Católica, se convirtió en una de las principales consumidoras, pues durante sus celebraciones, misas y rituales, el vino era completamente indispensable.

Por otro lado, el vino estaba prohibido en algunas áreas, como en las culturas islámicas medievales. Sin embargo, su uso en las libaciones cristianas era ampliamente tolerado en todas las áreas, e incluso los químicos musulmanes fueron pioneros en la creación de vino destilado con fines medicinales. Hasta llegó a usarse como perfume.

Con el pasar de los siglos, la producción de vino aumentó gradualmente y su consumo se intensificó a partir del siglo XV en adelante hasta llegar a nuestros días.

En La Caja de Vinos, hemos recogido toda esa herencia, para ofrecer los mejores vinos a nuestros clientes. Tenemos una amplia gama de tintos, blancos, rosados y espumosos; y por supuesto las mejores denominaciones de origen: Rioja, vinos Ribera del Duero, Toro, Rueda, etc. Consulta nuestro catálogo y elige el vino que más se adapte a tu gusto, o déjate asesorar por nuestros expertos.

“Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria; es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada sorbo” (Federico Fellini).

Back to list